LOS TÉRMINOS MÉDICOS EN EL QUIJOTE

LOS TÉRMINOS MÉDICOS EN EL QUIJOTE *


Boletín de la Real Academia Española
[BRAE · Tomo XCVI · Cuaderno CCCXIII · Enero-Junio de 2016]
http://revistas.rae.es/brae/article/view/135

Resumen: La literatura es una forma de expresión cuya estructura temporal, en contenido y forma, ofrece un registro histórico de la evolución cultural. El presente trabajo aborda una primera y tímida aproximación al análisis cuantitativo de una familia de palabras en un clásico de la literatura. Tal análisis implica la recopilación de información a distintos niveles, desde las palabras a las frases e incluso características a mayor escala tal como la estructura, argumento e incluso la ironía o la metáfora. Analizando la evolución de los términos durante siglos los matemáticos argumentan a favor de la posibilidad de poder estudiar de manera rigurosa la evolución cultural a gran escala. El análisis de bases de datos de miles de millones de n-gram pueden sacara a la luz aspectos que han escapado a la atención de los historiadores. Es un modo de llamar la atención de las humanidades sobre una nueva herramienta que complemente las tradicionales. El campo emergente de la culturómica explora amplios contextos culturales mediante el análisis computarizado de vastos archivos de literatura digitalizada ofreciendo nuevas perspectivas de la evolución de la sociedad humana.

Palabras clave: corpus; culturómica; frecuencia léxica; N-gram; texto digitalizado.

THE MEDICAL TERMS IN THE QUIXOTE

Abstract: Literature is a form of expression whose temporal structure, both in content and style, provides a historial record of the evolution of culturae. In this work we try a shy and starting take on a quantitative analysis of a classic of its kind. The analysis of literatura typically involves the aggregation of information on several levels, ranging from words to sentences and even larger scale properties of temporal narratives such as structure, plot, and the use of irony and metaphor. By analizing the growth, change, and decline of published words over centuries, the mathematician argued, it should be posible to rigorously study the evolution of cultura on a grand scale. Analysis of the n-gram database can also reveal patterns that have escaped the attention of historians. This is a wake-up call to humanities that there is a new style of research that can comlement the traditional styles. The emerging field of culturomics seeks to explore broad cultural trends through the computerized analysis of vast digital book archives, offering novel insights into the functioning of human society.

Keywords: corpus; culturomics; digitized text; frequency; N-gram.


En este hiato, que se me ha hecho muy corto, entre las celebraciones de dos centenarios quijotescos, ya se ha atendido convenientemente a la «Medicina en la obra cervantina», a la «Medicina española en esa época», a la «terapéutica en El Quijote» y hasta a «El delirio del protagonista», de forma que, para este tramo final de la segunda celebración quedan pocas cosas en el tintero, salvo las palabras, las socorridas palabras: una parcela apasionante, pero también difícil de tratar, de la obra inmortal del inmortal don Miguel de Cervantes1. No piensen ustedes, pues, que quien ahora escribe no es consciente del riesgo que corre al aceptar tomar el pulso al léxico médico en El Quijote. Carezco de los medios para hacerlo, cuando el instrumental de que dispongo es una organización de las palabras existentes en el campo del léxico médico del Quijote, sin poder contar con una organización onomasiológica, y ni siquiera lexicográfica, de sus términos. He de partir, pues, de un índice de voces, al que me referiré un poco más adelante, para hacer por medio de él unas incursiones por el léxico médico en la obra que nos reúne.

Este acercamiento al dominio del léxico de la medicina en El Quijote no debe hacernos olvidar un aspecto fundamental de la obra, la enfermedad que la pone en marcha, diagnosticada por Fernando Lázaro2 como debida al consumo del idioma caballeresco –«Don Quijote deviene así un héroe novelesco enteramente insólito, inimaginable en época anterior: un enfermo por la mala calidad del idioma consumido»–, que condujo al héroe a entreverar un incomprensible y cómico, con otro absolutamente normal. Se trata de una enfermedad, claro está, metafórica, pero que curiosamente desata otra, fuera ya del campo de la metáfora, pero desligada de lo palpable: una fantasía fuera de control, como una auténtica enfermedad, cuyo origen lo explicó así Miguel de Cervantes sobre su personaje, que, al que una vez seco el cerebro por el consumo de obras caballerescas, «Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamentos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo»3. Una fantasía que lo llenaba todo, pues «tenía a todas horas y momentos llena la fantasía de aquellas batallas, encantamentos, sucesos, desatinos, amores, desafíos, que en los libros de caballerías se cuentan»4.

El problema no es la enfermedad, sino los resultados de ella, que se resumen en la palabra tristeza. Y no porque Alonso Quijano el bueno no luchara contra el desencanto, sino porque había algo hay ajeno a él –quizá esos encantadores que Sancho hubiera querido ensartar «por las agallas como sardinas en lercha»– que terminó conduciéndolo al desencanto, a la melancolía y finalmente a la muerte.

Lo expresa Cervantes por medio de los adjetivos triste, pensativo, en su significado de «triste», congojado, pesaroso, voces que se emplean acompañadas de profundos suspiros, de gestos como el de alzar los ojos al cielo, o estar cabizbajo, o de dejar caer la cabeza sobre el pecho o sujetar la mejilla con una mano. Basta una cita textual como prueba de la propensión quijotesca a la melancolía: «Admiróle ver [...], y a don Quijote armado y pensativo, con la más triste y melancólica figura que pudiese formar la misma tristeza»5.

Pero salgámonos fuera de las metáforas que nos sitúan esa figura que formaba parte de la misma tristeza, para acercarnos al léxico puro y duro de la medicina, para hacer algunas comprobaciones sobre su uso en la obra. Parto para ello del estudio del médico colombiano Harold López Méndez6. Sumando todas las palabras del glosario «López Méndez» se obtienen 263 palabras del ámbito médico (en realidad 262 pues desvarío esta repetida), agrupadas en: 119 vocablos clínico-médicos, 93 anatómicos, 31 terapéuticos y 22 psicológicos –265–, dos más dado que un par de términos se han citado en dos apartados (psicológico y clínico-médico) por ser susceptible de esa doble acepción.

En el trabajo referido, son 41 las palabras que se repiten más de diez veces. De ellas, veintisiete son términos anatómicos; cuatro algo tienen que ver con estados mentales –loco, locura, trastornado, mentecato–; tres palabras gre, dolor, cura– se relacionan con la situación dominante en la obra: el traumatismo; dos con los oficios sanadores del momento –doctor, barbero–; otros dos son términos correspondientes a situaciones inespecíficas –enfermo, desmayado–; un término fisiológico –olfato–; uno farmacológico –bálsamo–, y uno psicológico –memoria–.

Por su parte, la revisión del «Glosario de términos médicos mencionados en el Quijote» publicado en Panace@7, sobre el trabajo de López Méndez, incluye tres términos más –fuente [úlcera], neguijón [caries dental] y reuma– y, en cambio, elimina medicamento simple que lo incluye en la entrada medicamento compuesto, respecto a la tesis de referencia. En ninguno de los dos trabajos se incluye, por ej., «orina» [« [], según me cargan los años y un mal de orina que llevo, que no me deja reposar un rato»], o «islilla» [ «[], por más arriba de la islilla del lado izquierdo».] 8.

En el trabajo de Joan Torruella, El Quijote al microscopio9, puede leerse: «Una de las primeras incursiones que podemos hacer en la obra Don Quijote de la Mancha es observar la frecuencia de algunas palabras significativas en el texto. Es sorprendente y curioso, a pesar de que no hay que buscarle más explicación que la simple coincidencia, el hecho de que la frecuencia de aparición en la primera y segunda parte de la obra de la palabra Quijote sea casi exactamente la misma que la de Sancho (2.143 / 2.144 ocurrencias). Es interesante, también, la frecuencia de dos palabras que representan, la mayoría de las veces, estos dos personajes: amo y escudero tienen una frecuencia muy parecida (293 / 239). El número considerable de las dos frecuencias así como el hecho de que éstas sean tan parecidas nos dan ya la idea de que se trata de una obra con dos personajes principales y que difícilmente se explican el uno sin el otro. [] Siguiendo a Francisco Rico10, “en el bien entendido de que no solo era ‘grafía’ lo que hoy designamos como tal, sino asimismo la opción entre las oscilaciones fonéticas y morfológicas propias del español del momento”, sugiere que éstas se deberían estudiar por cuadernos, por pliegos e incluso por formas, ya que la mayoría de las grafías muy probablemente respondían a los usus scribendi de los componedores y cajistas y servían para poder esclarecer las manos que intervinieron en cada uno de ellos. “En los días del Quijote –apunta F. Rico11–, la grafía de un libro no era asunto del autor, desde luego, sino de la imprenta, y dentro de la imprenta dominio indisputado del corrector”».

Aprovechando las oportunidades del Banco de datos textual12, se ha realizado el siguiente análisis inicial de la terminología médica en El Quijote. Se ha repasado y modificado el glosario de términos de López Méndez a la vez repasado por la edición en Panace@. Se muestra la frecuencia total de cada uno de los términos en sus formas masculina-femenina y en singular-plural, si las hubiere; y se han distribuido en las partes primera y segunda de la obra. También se ha tenido en cuenta que una parte importante de la terminología tiene un empleo general aparte del posible significado médico, tal es el caso de «cura» que aparece 313 pero sólo tres de ellas se refiere al contexto médico [se practica «una cura», frente a la plática de «un cura»]. Cuando existen tales diferencias, aunque en ocasiones no son tan marcadas (la elección del significado en estos casos es parcialmente subjetiva y, por tanto, la fiabilidad de este trabajo debe estimarse en, alrededor, de un 90 % —sobre todo los términos «manos» y «ver», los más repetidos (535 y 402 veces, respectivamente), deben ser revisados en cuanto a su interpretación como palabra médica o no), la frecuencia total de la palabra aparece entre paréntesis en la columna TOTAL que corresponde a las frecuencias de acepción médica del término (guarismos sin paréntesis). Un caso singular es «zancas»; aparece en tres ocasiones, las tres en el capítulo primero, pero solo una es un «término médico», en las otras dos se utiliza como apodo:

  • « [] a los pies del cual estaba otro rótulo que decía Sancho Zancas, y debía ser que tenía, a lo que mostraba [] »13.

  • « [] la pintura, la barriga grande, el talle corto y las zancas largas, y por esto se le debió poner el nombre de [] »14.

  • « [] le debió de poner nombre de “Panza” y de “Zancas”, que con estos dos sobrenombres le llama algunas veces la historia [] »15.

términoprimera partesegunda partetotalesTOTAL
 sing./plur.= totalsing./plur.=totalparcialessing./plur.
1. Acardenalado/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
2. Accidente/s: 009/003 = 012 001/001 = 002 010/004 014
3. Aceite [de Aparico]: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
4. Aflición/es: 000/001 = 001 001/000 = 001 001/001 002
5. Afligido/s: 002/001 = 003 001/004 = 005 003/005 008
5a. Afligida/s: 003/000 = 003 002/001 = 003 005/001 006
6. Aforismo/s[Hipócr.] 000/000 = 000 001/001 = 002 001/001 002
6a. Aforismo/s[Tirtea.] 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
7. Algebrista/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
8. Aliento/s: 014/000 = 014 014/002 = 016 028/002 030
9. Alivio/s: 005/000 = 005 006/001 = 007 011/001 012
10. Aliviado/s: 002/000 = 002 001/000 = 001 003/000 003
11. Amarillo/s: 004/000 = 004 003/000 = 003 007/000 007
12. Amondongado/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
13. Angustia/s: 003/000 = 003 002/000 = 002 005/000 005
14. Ansias: 003/000 = 003 002/000 = 002 005/000 005
15. Antídoto/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
16. Antojos: 001/000 = 001 002/000 = 002 003/000 006
17. Añudada/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001 (2)
18. Aruño/s: 000/000 = 000 000/002 = 002 000/002 002
19. Asadura/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
20, Asco/s: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
21. Azogado/s: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
22. Azogue/s: 002/000 = 002 001/000 = 001 003/000 003
23. Bálsamo/s: 017/000 = 017 001/000 = 001 018/000 018
24, Barbera/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
24a. Barbero/s: 135/001 = 136 032/001 = 033 167/002 169
25. Barriga/s: 001/000 = 001 003/000 = 003 004/000 004
26. Basca/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 001/000 001
27. Bizco/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
28. Bizma/s: 000/003 = 003 000/000 = 000 000/003 003
29. Boba/s: 000/000 = 000 004/002 = 006 004/002 006
29a. Bobo/s: 000/000 = 000 003/000 = 000 003/000 003
30. Boca/s: 051/000 = 051 055/003 = 058 106/003 109
31. Botica/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
32. Boticario/s: 000/000 = 000 006/001 = 007 006/001 007
33. Brazo/s: 056/047 = 103 021/044 = 065 076/091 156
34. Brebaje/s: 005/000 = 005 000/000 = 000 005/000 005
35. Cabello/s: 002/024 = 026 002/022 = 024 004/046 070
36. Cabeza/s: 093/002 = 095 120/009 = 129 213/011 224
37. Cadáver/es: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
38. Calentura/s: 000/001 = 001 002/000 = 002 002/001 003
39. Caletre/s: 001/000 = 001 005/000 = 005 006/000 006
40. Callo/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
41. Canilla/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
42. Cara/s: 009/001 = 010 008/001 = 009 017/002 019
43. Cardenal/es: 001/001 = 002 000/001 = 001 001/002 003
44. Carrillo/s: 000/002 = 002 001/002 = 003 001/004 005
45. Casco/s: 000/002 = 002 001/009 = 010 001/011 012
46. Catarata/s: 000/000 = 000 000/002 = 002 000/002 002
47. Catarro/s: 000/000 = 000 001/001 = 002 001/001 002
48. Cauterio/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
49. Cedulilla/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
50. Ceguera/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
51. Ceguezuelo/s: 000/000 = 000 002/000 = 002 002/000 002
52. Ceja/s: 000/005 = 005 000/004 = 004 000/009 009
53. Celebro/s: 002/000 = 002 005/001 = 006 007/001 008
53a. Cerbelo/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
54. Cerviz/ces: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001
55. Chichón/es: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001
56. Choquezuela/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
57. Cicatriz/ces: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001
58. Ciego/s: 001/000 = 001 003/002 = 005 004/002 006
59. Cintura/s: 006/000 = 006 003/000 = 003 009/000 009
60. Cirujano/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
61. Codo/s: 001/000 = 001 000/001 = 001 001/001 002
62. Cojo/s: 002/000 = 002 002/001 = 003 004/001 005
63. Complexión/es: 001/000 = 001 003/000 = 003 004/000 004
64. Consumido/s: 001/000 = 001 000/001 = 001 001/001 002
65. Contestura/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
66. Contrahecha/s: 000/001 = 001 000/001 = 001 000/002 002
66a. Contrahecho/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
67. Corazón/es: 049/002 = 051 091/005 = 096 140/007 147
68. Corcovada/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
69. Cordal/es: 001/000 = 001 000/003 = 003 001/003 004
70. Cordura/s: 004/000 = 004 002/000 = 002 006/000 006
71. Corva/s: 000/000 = 000 002/000 = 002 002/000 002
72. Costilla/s: 003/011 = 014 001/009 = 010 004/020 024
73. Cosqueamos: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
74. Cuartana/s: 002/000 = 002 000/000 = 000 002/000 002
75. Cuello/s: 015/002 = 017 018/002 = 020 033/004 037
76. Cuero: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
77. Cuerpo/s: 069/005 = 074 077/013 = 090 146/018 164
78. Cura: 001/000 = 001 002/000 = 002 003/000 003 [313]
79. Curar: 008/000 = 008 001/000 = 001 009/000 009
80. Daño/s: 004/000 = 004 008/000 = 008 012/000 012 [062]
81. Débil/es: 001/000 = 000 000/000 = 000 001/000 001
82. Dedo/s: 009/006 = 015 011/013 = 024 020/019 039
83. Degollada/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
83a. Degollado/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
84. Descalabrado/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
85. Descalabrar: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
86. Descarnada/s: 000/000 = 000 002/000 = 000 002/000 002
87. Descolorida/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
87a. Descolorido/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
88. Desmayada/s: 010/001 = 011 009/000 = 009 019/001 020
88a. Desmayado/s: 003/001 = 004 002/002 = 004 005/003 008
89. Desollado/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
90. Desvaría/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
90a. Desvarío/s: 002/000 = 002 000/001 = 001 002/001 002
91. Diente/s: 005/019 = 024 002/020 = 022 007/039 046
92. Dieta/s: 000/000 = 000 002/000 = 002 002/000 002
93. Digestión/es: 000/000 = 000 001/000 = 000 001/000 001
94. Doctor/es: 002/000 = 002 027/000 = 027 029/000 029
95. Dolencia/s: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
96. Doler: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
97. Dolor/es: 037/000 = 037 023/001 = 024 060/001 061
98. Dolorosa/s: 002/000 = 002 000/000 = 000 002/000 002
98a. Doloroso/s: 005/001 = 006 002/002 = 004 007/003 010
99. Efusión/es: 001/000 = 000 000/000 = 000 001/000 001
100. Emplasto/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 001/000 001
101. Encinta: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
102. Enferma/s: 003/000 = 003 002/000 = 002 005/000 005
102a. Enfermo/s: 004/000 = 004 009/001 = 010 013/001 014
103. Enfermedad/es: 008/000 = 008 007/002 = 009 015/002 017
104. Engendró: 003/000 = 003 001/000 = 001 004/000 004
105. Enjuto/s: 002/001 = 003 002/000 = 002 004/001 005
106. Entablarle: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
107. Entendimiento/s: 048/002 = 050 028/001 = 029 076/003 079
108. Entomece: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
109. Entrañas: 000/015 = 015 000/020 = 020 000/035 035
110. Erutación/es: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
111. Erutar: 000/000 = 000 006/000 = 006 000/006 006
112. Escremento/s: 000/000 = 000 001/001 = 002 001/001 002
113. Escuchar: 006/000 = 000 007/000 = 007 013/000 013
114. Escupir: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
115. Espalda/s: 001/023 = 024 000/043 = 043 001/066 067
116. Espinazo/s: 003/000 = 003 001/000 = 001 004/000 004
117.Espirar: 000/000 = 000 002/000 = 002 002/000 002
118. Estevado/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
119. Estómago/s: 013/001 = 014 014/002 = 016 027/003 030
120. Estopa/s: 000/001 = 001 002/002 = 004 002/003 005
121. Estornudo/s: 000/000 = 000 001/001 = 001 001/000 001
122. Ferida/s: 002/006 = 008 000/002 = 002 002/008 010
123. Físico/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
124. Flaqueza/s: 005/000 = 005 007/000 = 007 012/000 012
125. Flojedad/es: 000/000 = 000 003/000 = 003 003/000 003
126. Frente/s: 003/000 = 003 007/000 = 007 010/000 010 (014)
127. Fuente/s: 000/000 = 000 000/003 = 003 000/003 003 (030)
128. Gangoso/s: 001/000 = 000 001/000 = 001 002/000 002
129. Garganta/s: 005/001 = 006 012/000 = 012 017/001 018
130. Gemido/s: 000/004 = 004 000/004 = 004 000/008 008
131. Gemir: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
132. Gola/s: 001/000 = 001 001/001 = 001 002/000 002
133. Gordo/s: 001/001 = 002 006/000 = 006 007/001 008 (011)
134. Gordura/s: 000/000 = 000 003/000 = 003 003/000 003
135. Grano/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001 (009)
136. Grave/s: 002/000 = 002 001/000 = 001 003/000 003 (034)
137. Güeso/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
138. Gustar: 001/000 = 001 003/000 = 003 004/000 004
139. Herbolario/s: 000/000/ = 000 001/000 = 001 001/000 001
140. Herida/s: 014/009 = 023 004/006 = 010 018/015 033
141. Hidrópica/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
142. Hígado/s: 000/001 = 001 001/000 = 001 001/001 002
143. Hila/s: 000/006 = 006 000/001 = 001 000/007 007
144. Hinchazón/es: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
145. Hinchó: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
146. Hombro/s: 007/011 = 018 005/018 = 023 012/029 041
147. Hospital/es: 002/000 = 002 001/001 = 001 003/000 003
148. Hueso/s: 005/007 = 012 007/011 = 018 012/018 030
149. Húmedo radical: 000/000 = 002 001/000 = 001 001/000 001
150. Humor/es: 002/000 = 002 000/000 = 000 002/000 002
151. Humor/es (psico.): 008/002 = 010 009/000 = 009 017/002 019
152. Ijada/s: 000/002 = 002 000/002 = 002 000/004 004
153. Índice/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
154. Indigestión/es: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001
155. Indisposición/es: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
156. Islilla/s: 001/000=001 000/000=000 001/000 001
157. Labio/s: 001/008 = 009 002/013 = 015 003/021 024
158. Lagañoso/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
159. Lisión/es: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
160. Llaga/s: 000/001 = 001 001/001 = 002 001/002 003 (005)
161. Loca/s: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
161a. Loco/s: 042/003 = 045 062/009 = 071 104/012 116
162. Locura/s: 041/020 = 061 037/014 = 051 078/034 112
163. Lunar/es: 004/000 = 004 002/004 = 006 006/004 010
164. Maestro/s: 005/001= 006 001/000 = 001 006/001 007 (15)
165. Majadero/s: 004/000 = 004 002/000 = 002 006/000 006
166. Mal/es: 016/010 = 026 008/004 = 012 024/014 038 (449)
167. Mal mensil: 000/000 = 000 001/000 = 000 001/000 001
168. Malencolía/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
169. Malferida/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
170. Malferido/s: 008/000 = 000 002/000 = 002 010/000 010
171. Manca/s: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
171a. Manco/s: 000/000 = 000 000/001= 001 000/001 001
172. Mano/s: 091/080 = 171 072/068 = 140 163/148 311 (535)
173. Mascar: 001/000 = 001 004/000 = 004 005/000 005
174. Medecina/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
175. Medicina/s: 004/001 = 005 004/004 = 008 008/005 013
176. Mejilla/s: 003/001 = 004 000/003 = 003 003/004 007
177. Melancolía/s: 002/001 = 003 007/001 = 008 009/002 011
178. Melena/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
179. Memoria/s: 066/004 =070 045/ 002= 047 115/006 121 (133)
180. Menguado/s: 001/000 = 001 002/000 = 002 003/000 003 (007)
181. Mentecato/s: 002/000 = 002 021/002 = 023 023/002 025
182. Meollo/s: 001/000 = 000 001/001 = 001 002/000 002
183.Mirar: 035/000 = 035 023/000 = 023 058/000 058
184. Mirada/s: 000/000 = 000 001/001 = 002 001/001 002
185. Mollera/s: 002/000 = 002 000/000 = 000 002/000 002
186. Morbo gálico: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
187. Mudo/s: 000/000 = 000 002/000 = 002 002/000 002 (007)
188. Muela/s: 001/010 = 011 002/009 = 011 003/019 022
189. Muñeca/s: 006/002 = 008 000/001 = 001 006/003 009
190. Músculo/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 001/000 001
191. Muslo/s: 001/003 = 004 003/000 = 003 004/003 007
192. Nariz/ces: 001/007 = 008 005/020 = 026 006/027 033 (034)
193. Náusea/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001 (Prol.II)
194. Neguijón/es: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
195. Nervio/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001
196. Niña/s (ojo): 000/000 = 000 000/005 = 005 000/005 005 (20)
197. Notomía/s: 001/000 = 001 002/000 = 002 003/000 003
198. Nuca/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
199. Oido/s: 002/000 = 00 011/000 = 011 013/000 013 (126)
200. Oir: 038/000 = 038 027/000 = 027 065/000 065
201. Ojo/s: 003/040= 043 005/072 = 077 009/115 123 (298)
202. Oler: 004/000 = 004 003/000 = 003 007/000 007 (8)
203. Olfato/s: 003/000 = 003 000/000 = 000 003/000 003
204. Oreja/s: 010/004 = 014 000/004 = 004 010/008 018
205. Orina/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
206.Párpado/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
207. Parto/s: 002/000 = 002 003/000 = 003 005/000 005 (011)
208. Pecho/s: 014/005 = 019 013/006 = 019 027/011 038 (107)
209. Pecho (psicol.): 030/003 = 033 015/002 =017 045/005 050 (107)
210. Pesadumbre/s: 031/001 = 032 016/001 = 017 047/002 049
211.Perlático/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
212.Pestaña/s: 002/000 = 002 001/001 = 002 003/001 004
213. Píctima/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
214. Pie/s: 065/064 = 129 101/060 = 161 166/124 290 (325)
215. Planta/s (pie): 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002 (6)
216. Poro/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
217. Posaderas: 000/001 = 001 000/004 = 004 000/005 005
218. Posas: 000/000 = 000 000/003 = 003 000/003 003
219. Preñada/s: 000/000 = 000 003/000 = 003 003/000 003
220. Pulgar/es: 000/001 = 001 001/001 = 002 001/002 003
221. Pulso/s: 000/000 = 000 002/002 = 004 002/002 004 (12)
222. Puño/s: 002/003 = 005 001/001 = 002 003/004 007 (13)
223. Purgar: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
224. Quebrada/s: 003/000 = 003 004/001 = 005 007/001 008 (10)
224a. Quebrado/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
225. Quijada/s: 001/004 = 005 000/001 = 001 001/005 006 (9)
226. Raigón/es: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
227. Receta/s: 003/000 = 003 000/000 = 000 003/000 003
228. Regoldar: 000/000 = 000 004/000 = 000 004/000 004
229. Regüeldo/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 002
230. Rematado/s: 001/000 = 001 003/000 = 003 001/003 004
231. Remediar: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001 (13)
232. Remedio/s: 004/000 = 004 003/000 = 003 007/000 007 (78)
233. Renca/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
234. Renqueando: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
235. Resfriado/s: 000/000 = 000 000/000 = 000 000/000 000 (1)
236. Resfriarme: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
237. Reúma/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
238. Riñón/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
239. Rodilla/s: 001/002 = 003 002/004 = 006 003/006 009 (42)
240. Rolliza/s: 002/000 = 002 001/000 = 001 003/000 003
240a. Rollizo/s: 002/000 = 002 002/000 = 002 004/000 004
241. Ruibarbo/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
242. Sandez/ces: 005/004 = 009 005/008 = 013 010/012 022
243. Sandio/s: 003/000 = 003 002/000 = 002 005/000 005
244. Sangre: 045/000 = 045 020/000 = 020 065/000 065
245. Sangría/s: 000/002 = 002 000/000 = 000 002/000 002
246. Secó: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
247. Seco/s: 005/000 = 005 006/000 = 006 011/000 011 (16)
248. Seno/s: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001 (16)
249. Sentido/s: 007/008 =013 002/006 = 008 009/014 023 (40)
250. Señal/es: 001/001 = 002 000/000 = 000 002/000 002 (103)
251. Seso/s: 004/001 = 005 001/002 = 003 005/003 003 (8)
252. Sien/es: 000/001 = 001 000/001 = 001 000/002 002
253. Sorda/s: 000/000 = 000 000/000 = 000 000/000 000 (2)
253a. Sordo/s: 000/000 = 000 000/000 = 000 000/000 000 (8)
254. Sudar: 002/000 = 002 002/000 = 002 004/000 004
255. Sudor/es: 005/000 = 005 003/000 = 003 008/000 008 (9)
256. Talle/es: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001 (22)
257. Tartamuda/s: 001/000 = 000 000/000 = 000 001/000 001
258. Tobillo/s: 001/000 = 001 000/001 = 001 001/001 002
259. Tocar: 001/000 = 004 004/000 = 004 005/000 005 (22)
260. Toser: 002/000 = 002 000/000 = 000 002/000 002
261. Trasera/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
261a. Trasero/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 001/000 001 (3)
262. Trastornado/s: 001/000 = 001 001/000 = 001 002/000 002
263. Tripa/s: 000/003 = 003 000/005 = 005 000/008 008
264. Tuerta/s: 003/000 = 003 000/000 = 000 003/000 000
264a. Tuerto/s: 001/000 = 000 000/000 = 000 001/000 001 (22)
265. Tullida/s: 000/000 = 000 001/000 = 001 001/000 001
266. Unción/es: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
267. Ungüento/s: 000/003 = 003 000/000 = 000 000/003 003
268. Uña/s: 001/000 = 001 005/013 = 018 006/013 019 (22)
269. Vaciedad/es: 000/000 = 000 000/003 = 003 000/003 003
270. Váguido/s: 000/001 = 001 000/002 = 002 000/003 003
271. Vejez: 002/000 = 002 003/000 = 003 005/000 005
272. Vello/s: 002/000 = 002 001/000 = 001 003/000 003
273. Vena/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001
274. Veneno/s: 000/001 = 001 003/001 = 004 003/002 005
275. Ver: 084/000 = 084 082/000 = 082 166/000 166 (402)
276. Verruga/s: 000/000 = 000 000/002 = 002 000/002 002
277. Viruela/s: 000/000 = 000 000/001 = 001 000/001 001
278. Vomitar: 005/000 = 005 000/000 = 000 005/000 005 (6)
279. Vomitó: 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
280. Vómito: 001/000 = 001 001/000 = 000 001/000 001
281. Yema (dedo): 001/000 = 001 000/000 = 000 001/000 001
* 282. Zanca/s: 000/001 = 001 000/000 = 000 000/001 001 (3)
 1592/0552 = 21441480/0703 = 21833072/1255=4327

(* El número de términos no recoge los correspondientes al género de ellos –18 términos femeninos–, ni las dos variantes de «aforismo», una correspondiente a Hipócrates y otra a Tierteafuera).

 Frecuencias de los términos médicos.
Frecuencias de los términos médicos.
 Frecuencias de los términos «bálsamo», «cerebro» y «doctor» en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
Frecuencias de los términos «bálsamo», «cerebro» y «doctor» en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
 Frecuencias de los términos «bálsamo», «cerebro» y «doctor» en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
Frecuencias de los términos «bálsamo», «cerebro» y «doctor» en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
 Frecuencias de los términos «bálsamo», «cerebro» y «doctor» en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
Frecuencias de los términos «bálsamo», «cerebro» y «doctor» en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
 Frecuencias de los términos «enfermo», «hueso» y «sangre»en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
Frecuencias de los términos «enfermo», «hueso» y «sangre»en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
 Frecuencias de los términos «enfermo», «hueso» y «sangre»en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
Frecuencias de los términos «enfermo», «hueso» y «sangre»en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
 Frecuencias de los términos «enfermo», «hueso» y «sangre»en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
Frecuencias de los términos «enfermo», «hueso» y «sangre»en los diferentes capítulos de El Quijote [I-caps. 1-52, y II-caps. 1-74].
 Distribución conjunta de los términos presentados en la Fig.1 (sup.), y frecuencias totales de los términos «cura», «daño», «grave», «mal», «memoria» y «remedio» respecto a sus significados médico o general.
Distribución conjunta de los términos presentados en la Fig.1 (sup.), y frecuencias totales de los términos «cura», «daño», «grave», «mal», «memoria» y «remedio» respecto a sus significados médico o general.
 Distribución conjunta de los términos presentados en la Fig.1 (sup.), y frecuencias totales de los términos «cura», «daño», «grave», «mal», «memoria» y «remedio» respecto a sus significados médico o general.
Distribución conjunta de los términos presentados en la Fig.1 (sup.), y frecuencias totales de los términos «cura», «daño», «grave», «mal», «memoria» y «remedio» respecto a sus significados médico o general.

No se han tenido en cuenta las palabras incluidas en:

  • metáforas (por ej., «“ciego” de amor»),

  • significados no médicos (por ej., «sábana “añudada”», «rompió el “cuero” de los zapatos», «venían de “frente”», «alfileres “gordos”»)

  • adjetivos indirectos (por ej., «algo “corva”»)

  • significados rectos (por ej., «complexión sanguínea», «huesos mondos», «medicina compuesta»)

  • frases hechas (por. ej., «pegar “diente” con “diente”», «Dios te tenga de su “mano”», «de “mano” en “mano”», «hallar más a “mano”», «más vale pájaro en “mano”», «“mano” sobre “mano”», «“manos” a la obra», «meter las “manos” hasta []», «libro de “memoria”», «“memoria” de la gente», «“miro” por su salud», «llegar a los “oídos”», «mal de “ojo”», «quien canta sus “males” espanta», «sin pegar “ojo”», «valer un “ojo” de la cara», «en “ojo” ajeno», «clavados los “ojos”», «con mis propios “ojos”», «al “pie” de la letra», «puso los “pies” en polvorosa», «rendido a los “pies”», «buscando tres “pies” al gato», «ni “pies” ni cabeza», «hincarse de “rodillas”», «la muerte es “sorda”», «ni a tonto ni a “sordo”», «al cielo “sordo”» «hacer oídos “sordos”», «“tocar” puerto», «“ver” mundo», «de buen “ver”», «no tener que “ver”», «para “ver” de que se trata», «“ver” lo que eres»), que si se recogen en los textos de referencia).

Por otro lado:

  • No se incluyen tiempos verbales (por ej., «oyó», «vio») a no ser que no aparezca el infinitivo de alguno de ellos (por ej., «renqueando» o «resfriarme»)

  • Desde el punto de vista diacrónico la mayor parte de las palabras siguen vivas en el español moderno, algunas con diferente significado, aunque son abundantes las postergadas en el castellano de España.

Desusadas o poco usadas:

El QuijoteActualDRAE, 23.aDTM-RANM16
acardenalado lleno de cardenales (equimosis) SI NO
algebrista traumatólogo SI, desus. NO
ámago arcada SI, p. us. NO
amondongado gordo, tosco SI, coloq. NO
antojos gafas, anteojos SI, desus. NO
añudada: atrofiada, hipoplásica SI, anudar (5) NO
aruño arañazo SI NO
azogado intoxicado p. gases mercuriales SI NO
azogue ser muy inquieto SI, coloq. SI, desus.
*barbero practicante NO NO
basca náusea SI SI, coloq.: náusea
bizma emplasto SI, p. us. NO
caletre tino, discernimiento, capacidad SI, coloq. NO
cedulilla receta NO NO
celebro cerebro SI, desus. NO
cerbelo cerebro SI, desus. NO
choquezuela rótula SI SI, coloq.: rótula
*contestura contextura NO NO
contrecho baldado, tullido, deforme SI NO
corcovado jorobado SI NO
*cosqueamos cojear NO NO
entomecer entumecer SI, desus. NO
erutar eructar SI, desus. NO
*escremento excremento NO NO
estevado que tiene las piernas arqueadas SI SI, coloq.: piernas genu varo
ferida herida SI, desus. NO
fuente úlcera abierta que supura SI, 11. Med. NO
gola garganta SI NO
*güeso hueso NO NO
hila hebra sacada de un trapo… SI, 2. p. us. Hilas. Desus.: hebras
húmedo radical humor linfático [¿linfa?] SI, Med. NO
ijada hipocondrio SI NO
islilla sobaco, clavícula SI, desus. SI, desus.
lagañoso legañoso SI NO
*lisión lesión NO NO
mal mensil menstruación NO [mensil: mensual] NO
malencolía melancolía SI, desus. NO
*medecina medicina NO NO
meollo juicio, entendimiento SI, 4. NO
morbo gálico bubas, sífilis SI, Med. Morbo, Desus. Gálico NO
neguijón caries SI NO
notomía anatomía SI, desus. NO
perlático paralítico SI NO
*píctima apósito NO NO
posa nalgas SI NO
regoldar eructar SI Coloq. Eructar
renco rengo, cojo SI NO
sandio necio, simple SI NO
váguido desvanecimiento, vahído SI, p. us. NO
zanca pierna delgada SI, 2. coloq. NO

*El Diccionario de Autoridades solo recoge como entrada «píctima» que remite a «epithyma» [En su riguroso sentido vale lo mismo que sobrepuesto y confortante; pero comúnmente se toma por la bebida ò cosa líquida, que se aplica para confortar y mitigar el dolor. Es voz Griega, y vulgarmente se llama Píctima]. También «barbero», pero en la entrada «cirujano»: « [] Mandámos, que los dichos Protomédicos, que son, ò fueren, examinen por sus personas…… à los Physicos y Cirujános y Boticarios y Barbéros, que no estuvieren examinados». El Diccionario de Americanismos17 en la entrada «barbero» recoge: acanturo [pez]; cirujano; médico. Además aparece la entrada «güeso»: I. I. m. Ho, Ni, Py; CR. vulg; pop. Hueso. Pudiera considerarse algunas de las palabras marcadas –contes[x]tura, es[x]cremento, li[i]sión, mede[i]cina– como errores tipográficos. Respecto a cosquear, aunque en El Quijote aparece con «ese» – « [] pues tengamos el pie al herrar y verá del que cosqueamos. Lo que yo sé decir es que mi señor tomase []»18, López Méndez y Panace@ la recogen como coxquear, con «equis»; en este caso el DRAE la incluye como «intr. desus. cojear», aunque el Diccionario de Términos Médicos no lo hace.

Torruella concluye su trabajo19: «Todos los resultados expuestos –[lo que es aplicable al trabajo que se presenta a ustedes]– no son más que datos y necesitan la capacidad del filólogo para ser interpretados y asimilarlos a alguna teoría. Pero, aunque sólo sean datos, sin un programa que facilitase automáticamente su búsqueda serían imposibles de obtener. Podríamos siempre movernos por el terreno de las hipótesis y de las especulaciones, pero es bueno poder confirmarlas o rechazarlas a partir de informaciones empíricas. Ciertamente, desde hace mucho tiempo se vienen realizando manualmente concordancias de textos muy extensos, como por ejemplo la Biblia. Pero, aparte de que la facilidad de error es muy grande, las posibilidades de cambiar de formato, de ordenación, de crear familias léxicas, etc. son prácticamente nulas. No hay duda de que el proceso informático permite una riqueza de búsquedas imposibles de hacer con un proceso manual. Con este tipo de programas por primera vez el especialista puede disponer de datos completos y reales para sus estudios. Pero no solamente esto, sino que el hecho de poder moverse en cuestión de segundos hipertextualmente por el texto, sus concordancias y los resultados de las consultas, estimula nuevas sugerencias de estudio que a su vez facilitan nuevos datos de nuevo sugerentes, y así sucesivamente. Los límites de los resultados que se pueden obtener ya no residen en el programa sino que dependen de la imaginación y agudeza de su usuario. Tomando como referente el Quijote que sus afirmaciones podrían generalizarse–, F. Rico defiende la necesidad y pondera las ventajas del uso de aplicaciones informáticas destinadas a análisis lingüísticos de textos, como las presentadas en este trabajo, de la manera siguiente: “En efecto, para ver un rayo de sol entre la selva salvaje de la escritura coetánea, solo podría tomarse en consideración el inventario y análisis exhaustivo de todas las grafías del Quijote. Solo la ley de los grandes números, la estadística aplastante, valdría, quizá, como prueba de convicción. Pero el paso inicial y más arduo en la tarea de un recuento total, que hace algunos años hubiera sido de gigante, se convierte ahora en juego de niños con un ordenador y un programa que permita apreciar punto por punto la frecuencia y distribución de las variantes ortográficas”»20.

Al hilo del comentario anterior se han realizado intentos para introducir métodos cuantitativos en el estudio de la cultura. Jean-Baptiste Michel, Erez Lieberman y cols.21 elaboraron un corpus –contiene más de 500 mil millones de palabras– a partir de la digitalización mediante tecnología de reconocimiento óptico de caracteres (OCR, Optical Character Recognition) de 5 195 769 libros, aproximadamente el 4 % de todos los publicados desde la introducción de la imprenta, elegidos entre un pul de alrededor de 15 millones de ejemplares (12 % de los publicados). El análisis computacional de este corpus permitió observar tendencias culturales y someterlas a investigación cuantitativa. «Culturómica» –señalan los autores– expande las fronteras de la investigación científica a una amplia colección de nuevos fenómenos. Tras estimar la evolución del lexicón inglés se ocuparon del estudio, entre otros, de los verbos irregulares, un modelo clásico de evolución gramatical. Culturómica es la aplicación de recogida masiva de datos y análisis de alto rendimiento al estudio de la cultura humana; el esqueleto de una nueva ciencia22. Erez Aiden, Jean-Baptiste Michel, Uncharted. Big Data as a Lens on Human Culture, Nueva York, Riverhead Books, 2013. Pedro García Barreno, «Culturómica», Revista de Occidente, 412, septiembre 2015, págs. 55-65.

Comparando algunas obras clásicas con El Quijote de Cervantes, López Méndez escribe23: En El Quijote de Avellaneda, El Lazarillo de Tormes, Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán, El Buscón de Quevedo, Del Rey abajo ninguno de Francisco de Rojas, en las obras de Tirso de Molina El Burlador de Sevilla y El Vergonzoso en Palacio, en El Médico de su Honra o en No hay Burlas con el Amor de Pedro Calderón de la Barca, en Las Soledades de Luis de Góngora o en Romeo y Julieta de Shakespeare, al igual que El Quijote de Cervantes, los términos médicos más utilizados son los anatómicos, estando los psicológicos en minoría. Por más que hay otros caminos para dar cuenta de lo psicológico, como he querido hacer al principio refiriéndome al ámbito de la tristeza, como una enfermedad metafórica, que rodea al héroe solitario a lo largo de la historia. Siendo un camino médico, su peculiaridad me ha hecho dejar su tratamiento para otra ocasión. Quedémonos, mientras tanto en que solamente La Celestina –tal vez una de las obras de más profundidad psicológica de toda la literatura española– de Fernando de Rojas, el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz y La Tempestad de William Shakespeare muestran un texto más rico en vocablos psicológico que anatómicos. El número total de términos médicos es superior en El Quijote de Cervantes, salvo en relación con el Lazarillo de Tormes, La Perfecta Casada de Fray Luis y La Celestina, que lo superan.

Las 37 obras de Shakespeare incluyen más de 700 referencias a la medicina y psiquiatría; por la agudeza en la utilización de tales términos fue bautizado como El neurólogo de Avon24. A pesar de esto último, preguntado para que recomendara libros para una buena preparación de los estudiantes de Medicina, Thomas Sydenham (1624-1689), apodado el Hipócrates inglés y que tenía a mano al bardo, contestó: «Lean Don Quijote, es un libro muy interesante; yo lo leo con frecuencia»25.

Pedro R. García Barreno

Real Academia Española


* Mi gratitud a Don José Antonio Pascual por su revisión crítica del texto.

  1. Real Academia Nacional de Medicina, «La Medicina y El Quijote», Sesión Científica Extraordinaria, 5 de octubre de 2015. Pedro R. García Barreno, «La medicina en El Quijote y en su entorno», La Ciencia y El Quijote, ed. M. Sánchez Ron, Barcelona, Crítica-Drakontos, 2005, págs. 155-179 (consulta 14 enero 2016), disponible en https://www.ucm.es/data/cont/media/www/pag-64578/La%20Medicina%20en%20El%20Quijote%20y%20en%20su%20entorno.pdf.

  2. Fernando Lázaro Carreter, «Estudio preliminar: Las voces del Quijote», Miguel de Cervantes Don Quijote de la Mancha, ed. Francisco Rico, Barcelona, Instituto Cervantes-Crítica, Biblioteca Clásica, 1998, pág. xxiii. 32.

  3. Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha [D. Q.], ed. Francisco Rico, Barcelona, Instituto Cervantes-Crítica, 1998, D. Q,. I-Cap. 1, pág. 39.10. «La fantasía, que ilumina las imágenes procedentes del exterior, se distinguía con frecuencia de la imaginación, encargada de reelaborarlas y crear otras sin correspondencia en la realidad, e incluso de engendrar una máquina o ‘multitud caótica’ de quimeras y soñadas invenciones, como los mismos sueños», nota n.o 32 al texto. «Es ese el dato esencial en la locura de DQ: dar por historia … cierta el contenido de los libros de caballerías y, por ahí, ver la realidad “al modo de lo que había leído”», nota n.o 33 del texto.

  4. D. Q., ibídem, I-Cap. 28, pág. 188.30.

  5. D. Q., ibídem, II-Cap. 60, pág. 1119.21.

  6. Harold López Méndez, «Terminología médico-anatómica del Quijote», Tesis Doctoral (Dirigida por Daniel Mezquita Moreno. Tribunal: Dr. Mezquita, ponente y presidente; Dr. Castro, Dr. Ors Llorca y Dr. Sanz Ibáñez, vocales; y Dr. Núñez, secretario), sig. TA 333 TA 1812 - T 3181; Universidad Complutense, 1958. Publicada como: La Medicina en el «Quijote», Madrid, Editorial Quevedo-Colección de Autores Hispano-americanos, vol. i, 1969.

  7. Harold López Méndez, «Glosario de términos médicos mencionados en el Quijote [1969]», Panace@, vi, n.o 21-22, 2005, págs. 205-236 (consulta 14 enero 2016), disponible en http://www.medtrad.org/panacea/IndiceGeneral/n_21-22_tradyterm_LopezM.pdf.

  8. D. Q., ibídem, I-Cap. 22, pág. 240.24; I-Cap. 34, pág. 412.3.

  9. Joan Torruella, «El Quijote al microscopio», Bulletin of the Cervantes Society of America, 28, n.o 1, págs. 11-52 (consulta 14 enero 2016), disponible en https://www.h-net.org/ cervant/csa/artics08/Torruellas08.pdf

  10. Francisco Rico, «Componedores y grafías en el Quijote de 1604 (sobre un libro de R. M. Flores)», Actas del tercer Congreso Internacional de la Asociación de Cervantistas (III-Cindac), Galdana, Menorca, 20-25 de octubre de 1997, A. Bernat Vistarini (ed.), Universidad de las Islas Baleares, Palma, 1998, págs. 63-83. Francisco Rico, «Nota preliminar sobre la grafía del texto crítico», Pulchre, Bene, Recte - Estudios en Homenaje al prof. Fernando González Ollé, eds. C. Saralegui y M. Casado, Pamplona: EUNSA - Ediciones de la Universidad de Navarra, S. A. 2002, págs. 1147-1159.

  11. Francisco Rico, «Nota preliminar sobre la grafía [] », ibídem, pág. 1152.

  12. Joan Torruella, «CD-ROM Don Quijote de la Mancha: Banco de datos textual [Para el estudio del texto de la obra de Cervantes]. Existen dos ediciones del programa: una que utilizó el texto de la edición de 1998 –Don Quijote de la Mancha, 2 vols. + CD-ROM, edición dirigida por Francisco Rico. Texto informático, vocabulario, concordancias y base de datos lingüísticos al cuidado de Joan Torruella. Barcelona: Instituto Cervantes-Crítica, 1998–, y otra que utilizó el texto de 2004 –Joan Torruella (al cuidado de), Don Quijote de la Mancha, Banco de datos textual en DBT-versión Beta. Edición en CD-ROM que acompaña la publicación Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, edición dirigida por Francisco Rico. Barcelona: Galaxia Gutemberg / Círculo de Lectores / Centro para la Edición de los Clásicos Españoles, 2004–, pero el programa de análisis es el mismo. Se trata del DBT (Data Base Testuale) realizado por Eugenio Picchi, miembro del Istituto de Linguistica Computazionale del CNR de Pisa. La adaptación de este programa al español, aplicada por primera vez en esta obra, fue realizada por Joan Torruella en el Seminario de Filología e Informática de la Universidad Autónoma de Barcelona.

  13. D. Q., ibídem, I-Cap. 9, pág. 0109.20.

  14. D. Q., ibídem, I-Cap. 9, pág. 0109.21.

  15. D. Q., ibídem, I-Cap. 9, pág. 0109.22.

  16. Real Academia Nacional de Medicina, Diccionario de Términos Médicos, Madrid, Editorial Médica Panamericana, S. A., 2012.

  17. Asociación de Academias de la Lengua Española, Diccionario de Americanismos, Madrid, Santillana Ediciones Generales, S. L., 2010.

  18. D. Q., ibídem, II-Cap. 4; pág. 0659.12

  19. Joan Torruella, «El Quijote al microscopio», ibídem, págs. 48-49.

  20. Francisco Rico, «Componedores y grafías []», ibídem, pág. 77.

  21. Jean-Baptiste Michel, Yuan Kui Shen, Aviva Presser Aiden, Adrian Veres, Matthew K. Gray, The Google Books Team, Joseph P. Pickett, Dale Hoiberg, Dan Clancy, Peter Norvig, Jon Orwant, Steven Pinker, Martin A. Nowak, Erez Lieberman Aiden, «Quantitative analysis of culture using millions of digitized books», Science, 331, n.o 6014, 14 enero 2011, págs. 176-182. Los libros más antiguos datan de los años 1500. Todos los textos, tras tratamiento OCR, fueron codificados en formato UTF-8 (8-bit Unicode Transformation Format) a efectos de obtener el componente léxico correspondiente (tokenization; token: tipo, valor) en una secuencia de de Google. 1-gram corresponde a una frecuencia > 1 x 10 9.

  22. Kalev H. Leetaru, «Cuturomics 2.0: Forecasting large-scale human behavior using global news media tone in time and space», First Monday-Peer-Reviewed Journal on the Internet, 16, n.o 9, 5 septiembre 2011, págs. 1-20 (consulta 14 enero 2016), disponible http://firstmonday.org/ojs/index.php/fm/rt/printerFriendly/3663/3040

  23. Harold López Méndez, La Medicina en El Quijote, ibídem, págs. 71-81.

  24. Lance Fogan, «The neurologist of Avon», New Scientist, 20 enero 1990, págs. 43-45.

  25. Héctor O. Alonso, « ¿Tenía razón Sydenham? Una nota sobre las humanidades y la medicina», Medicina, lviii, n.o 1, Argentina, Buenos Aires, 1998, págs. 117-120 (consulta 14 enero 2016), disponible en http://www.medicinabuenosaires.com/revistas/vol58-98/1/syden ham.htm.

Enlaces entrantes

  • No hay ningún enlace entrante.


Edición impresa: ISSN 210-4822
Edición en línea: ISSN 2445-0898
http://revistas.rae.es/brae
 
© Real Academia Española. Aviso legal - Política de cookies - OJS y otros